Cómo combatir la piel seca

Tener la piel seca puede ser una fuente importante de incomodidad física y estética. Tratar la piel seca puede ser muy difícil, ya que la mayoría de sus problemas son crónicos y requieren un tratamiento regular. En este artículo, compartiremos algunos consejos sobre cómo combatir la piel seca.


La piel seca se produce cuando la piel no es capaz de retener su humedad natural. Sin una hidratación adecuada, la piel se irrita y se vuelve propensa al picor, la descamación y el enrojecimiento y malestar general. La buena noticia es que puedes tomar algunas medidas para combatir esta afección y mantener tu piel con el mejor aspecto posible.

Hidratar regularmente

En primer lugar, mantener la piel hidratada es el paso más importante para combatir la piel seca. Una forma de hacerlo es aplicar cremas hidratantes con regularidad. Busca productos que contengan humectantes, como el ácido hialurónico, que ayudan a atraer la humedad a la piel y mantenerla allí. También debes buscar hidratantes que contengan colágeno, que ayuda a la piel a retener el agua y favorece la elasticidad.

Limita el tiempo de baño

La Academia Americana de Dermatología recomienda limitar las duchas y los baños a 5-10 minutos o menos para ayudar a curar la piel seca. Después de bañarte o lavarte la cara, recuerda secarte la piel con palmaditas en lugar de frotar. Frotar la piel puede eliminar los aceites naturales y empeorar la sequedad.

Exfolia suavemente

Exfoliar es una forma excelente de suavizar la piel seca. Sin embargo, muchos exfoliantes también pueden eliminar la humedad de tu piel e irritar la piel seca. Opta por exfoliantes suaves y evita frotarte la piel con esponjas ásperas o cepillos de cerdas duras.

Usa aceites naturales

Según la sabiduría popular, aplicar unas gotas de aceite sobre la piel y masajearlas con las yemas de los dedos hasta su total absorción puede ser una forma estupenda de ayudar a combatir la piel seca. Se ha descubierto que los aceites naturales como el de aguacate, almendra y jojoba son especialmente útiles, ya que sus propiedades únicas ayudan a restaurar la hidratación y elasticidad de la piel.

Mantente hidratado

Para prevenir y tratar la piel seca, es importante mantenerla bien hidratada. Beber suficiente agua para mantener una hidratación adecuada es esencial, así como las frutas y verduras que pueden ayudar a proporcionar una hidratación natural.

Conoce la diferencia

Es importante comprender la diferencia entre una piel seca y una deshidratada. Aplicar aceite a una piel deshidratada puede provocar una producción excesiva de grasa y dar lugar a un cutis graso e imperfecto. Por otra parte, aportar demasiada agua a una piel seca no resuelve el problema de la falta de sebo.

Técnica de secado suave

Cuando termines de bañarte o de lavarte la cara, lo mejor es dejar que la piel se seque al aire o darle suaves golpecitos con una toalla de algodón suave. Evita los movimientos agresivos y las toallas ásperas, ya que pueden eliminar los aceites esenciales y empeorar la sequedad de la piel.

Productos solares especiales

Por último, es importante utilizar productos solares especiales que contengan FPS 50 para proteger tu piel del efecto desecante del sol. Bruma Protector Solar Agua Solar Corporal SPF50 es uno de esos productos, cuya fórmula de rápida absorción proporciona una protección alta y duradera, al tiempo que mantiene la piel hidratada.

Productos ricos en colágeno

Hay muchas formas de combatir la piel seca, pero una de las más efectivas es mediante el uso de productos de colágeno o que contienen colágeno. Estos productos pueden ayudar a hidratar la piel, aumentar su elasticidad y reducir la aparición de arrugas y líneas finas.

Algunos de los productos de colágeno más populares incluyen cremas hidratantes, sueros, mascarillas y suplementos. Las cremas hidratantes y los sueros son excelentes opciones para aquellos que desean una solución rápida y fácil para la piel seca. Estos productos pueden hidratar la piel en profundidad, lo que puede ayudar a mejorar su aspecto y suavidad.

Las mascarillas de colágeno son otra opción popular para combatir la piel seca. Estas mascarillas están diseñadas para ser aplicadas directamente sobre la piel y pueden ayudar a hidratarla en profundidad y mejorar su apariencia. También son una opción ideal para aquellos que buscan una solución rápida y fácil para la piel seca.

Por último, los suplementos de colágeno pueden ser una excelente opción para aquellos que desean mejorar la producción de colágeno en su cuerpo. Estos suplementos están diseñados para ser tomados diariamente y pueden ayudar a aumentar la elasticidad de la piel, reducir la aparición de arrugas y líneas finas, y mejorar la hidratación de la piel.

 

Tener la piel seca puede ser muy incómodo y embarazoso. Afortunadamente, con los cuidados adecuados puedes mantener tu piel con el mejor aspecto. Siguiendo unos sencillos pasos, como hidratarla regularmente, limitar el tiempo de baño, exfoliarla suavemente, utilizar aceites naturales, mantenerte hidratada y utilizar productos solares especializados  junto con productos ricos en colágeno, puedes combatir con éxito la piel seca.

5/5

Deja un comentario