Cómo saber si mi cuerpo necesita colágeno?

El colágeno es un componente importante que se encuentra en la piel, el tejido conjuntivo y las articulaciones. Desempeña un papel esencial en el mantenimiento de la salud del organismo y aporta sustancia para dar a la piel su aspecto joven y vibrante. A medida que envejecemos, la producción de colágeno en nuestro cuerpo disminuye de forma natural, lo que puede provocar signos de envejecimiento, así como dolor en las articulaciones, nutrición inadecuada de la piel y debilitamiento de la fuerza vascular de nuestro cuerpo. Conocer los signos de una deficiencia de colágeno es el primer paso para ayudar a nuestro cuerpo a mantenerse sano, joven y vibrante.

Signos de que mi cuerpo necesita colágeno

El colágeno es una proteína que se encuentra en nuestro organismo, y es responsable de constituir aproximadamente un tercio del contenido proteico total de nuestro cuerpo. Se encuentra en músculos, piel, huesos, tendones y ligamentos, y contribuye a la fuerza, elasticidad e hidratación de la piel. A medida que envejecemos, la producción de colágeno en nuestro cuerpo disminuye de forma natural y esto puede detectarse a través de diversos signos.

Signos de falta de colágeno

El primer signo de que a nuestra piel le falta colágeno es notarla menos hidratada y más áspera, junto con una falta de frescor. También se sabe que una disminución de la producción de colágeno provoca rigidez articular, o falta de movilidad, junto con dolor. Esto puede notarse especialmente al estirar, salir a correr o levantarse por la mañana. Otro signo de deficiencia de colágeno puede ser el adelgazamiento y debilitamiento de los capilares, que aparece en forma de varices; la pérdida de masa ósea y problemas dentales, así como uñas quebradizas.

¿Quién necesita tomar colágeno?

Típicamente se aconseja empezar a tomar suplementos de colágeno al llegar a los 25 años, ya que nuestro cuerpo empieza a producir menos de forma natural a esta edad. Estos suplementos pueden llegar más rápidamente a nuestra piel, proporcionando resultados rápidos y visibles, como la reducción de las arrugas y la mejora de la hidratación cutánea.

También se recomienda tomar suplementos de colágeno si tenemos sobrepeso, ya que pueden ayudarnos con el dolor articular, a recuperarnos después de hacer ejercicio y a hidratar la piel y las uñas. Además, se aconseja a las mujeres embarazadas o en período de lactancia que tomen suplementos de colágeno, ya que ayuda al feto, contribuye a conservar la grasa epidural y desarrolla propiedades antiestrías en la piel.

¿Qué tipo de colágeno?

Al buscar suplementos de colágeno, es mejor optar por los que son de alta calidad y tienen un alto índice de absorción, de esta forma nos aseguramos de que estamos aprovechando al máximo el suplemento. Esto se puede encontrar en el colágeno hidrolizado, que es conocido por su alta tasa de absorción, lo que significa que puede llegar más rápidamente a la zona diana.

Conclusión

El colágeno es un componente esencial de nuestro cuerpo, con una gran variedad de usos, desde mantener la piel y las articulaciones sanas e hidratadas, hasta fortalecer los músculos y los capilares y la terapia social en mujeres embarazadas y lactantes. Conocer los signos de una deficiencia de colágeno es el primer paso para ayudar a nuestro cuerpo a mantenerse sano y joven. Tomar suplementos de colágeno, especialmente hidrolizados, puede ayudarnos a conseguir este objetivo y a sacar el máximo partido de nuestro producto.

5/5

Deja un comentario