Cómo prevenir la dermatitis atópica

La dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel que ha ido en aumento en los últimos años. Se calcula que uno de cada cinco niños puede padecerla y afecta a personas de todas las edades. Se caracteriza por enrojecimiento, picor y descamación de la piel, y puede estar causada por alergias, irritaciones o infecciones. Afortunadamente, hay formas de prevenir y tratar la dermatitis atópica y mantenerla bajo control.

¿Qué es la dermatitis atópica?

La dermatitis atópica es una afección inflamatoria de la piel caracterizada por piel seca y escamosa. Puede ser una afección muy molesta y con picor, que suele ir acompañada de enrojecimiento e hinchazón de la piel. La dermatitis atópica suele aparecer en personas con alergias e irritaciones, pero también puede estar causada por ciertas infecciones. Puede variar en gravedad, desde casos leves a casos crónicos más graves que pueden durar meses o años.

¿Qué causa la dermatitis atópica?

La dermatitis atópica es una afección compleja con muchas causas posibles. Suele aparecer en personas con alergias e irritaciones o con antecedentes familiares de esta afección. También puede desencadenarse por ciertos alimentos, sustancias químicas domésticas y reacciones a medicamentos. Además, las infecciones cutáneas, como los estafilococos o la levadura, pueden causar dermatitis atópica, así como factores ambientales como el tiempo seco y el estrés.

Set de cremas Amélie Monnier
Crema DermaCalm para alivio de 4 síntomas de la piel
Crema de reparación de colágeno
Click para ver detalles

Cómo prevenir la dermatitis atópica

Una de las mejores formas de prevenir la dermatitis atópica es evitar los desencadenantes habituales. Si tienes alergias e irritaciones, es importante que seas consciente de lo que puede desencadenar un brote. Del mismo modo, también es importante evitar ciertos alimentos y productos químicos domésticos que pueden ser irritantes para la piel.

También es importante mantener la piel hidratada. Esto puede conseguirse utilizando cremas hidratantes especialmente formuladas para la piel seca y con picores. Además, es beneficioso utilizar un limpiador suave que no despoje a la piel de sus aceites naturales y evitar los baños o duchas largos y calientes que pueden resecar aún más la piel.

Uso del colágeno

El colágeno es una proteína que se encuentra de forma natural en el cuerpo, y es esencial para una piel sana y flexible. Por desgracia, la dermatitis atópica puede provocar la pérdida de colágeno en la piel, por lo que es importante restaurar este colágeno perdido. Tomar suplementos de colágeno o utilizar productos que lo contengan puede ayudar a mejorar la salud de la piel y reducir los síntomas de la dermatitis atópica.

Tratamiento de la dermatitis atópica

Si la dermatitis atópica no se trata, puede causar complicaciones graves, como infecciones y úlceras abiertas. Por eso es importante tratarla y mantenerla bajo control. Algunos tratamientos habituales de la dermatitis atópica son los corticoesteroides tópicos, los inhibidores tópicos de la calcineurina y las cremas hidratantes.

También es importante buscar consejo médico, ya que tu médico o dermatólogo puede proporcionarte tratamientos adicionales para los casos graves o crónicos. Además, los cambios en el estilo de vida, como evitar los baños y duchas calientes prolongados, evitar rascarse la piel y llevar ropa ligera y holgada, pueden ayudar a controlar la enfermedad.

Conclusión

La dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel que afecta a muchas personas. Afortunadamente, es posible prevenirla y tratarla con técnicas adecuadas de prevención y tratamiento. Evitar los desencadenantes habituales, utilizar las cremas hidratantes adecuadas y tomar suplementos de colágeno pueden ayudar a restaurar la pérdida de colágeno y reducir los síntomas de la dermatitis atópica. Además, debe buscarse consejo médico para los casos graves y crónicos. Con los cuidados adecuados, la dermatitis atópica puede mantenerse bajo control.

5/5

Deja un comentario